hit
counter
COLUMNAS: Entre caballeros
Daniel Rosas
Daniel Rosas
Amante de la vida, de las tecnologías de la comunicación y emprendedor
abril 12, 2017

De la pulcritud y otros defectos contemporáneos

“Cuando Claudia les dijo que ella sí permitía que sus hijos comieran tierra, los ahí presentes se miraron extrañados los unos a otros; ella explicó que era para que desarrollaran anticuerpos. Nadie ahí le creyó.”

Parece que ahora la ciencia le da la razón a Claudia y a todas aquellas personas que defienden la postura de que, para crear anticuerpos, es necesario no ser tan rigurosos con la higiene. Es lógico si se piensa que las vacunas son en realidad eso: una pequeña dosis de la enfermedad con la que nuestros anticuerpos pueden estudiarla y crear los anticuerpos necesarios.

Caballeros, parece que tocaré un tema que no es tan propio de nosotros, sin embargo, es muy importante sobre todo para quienes están próximos a ser padres: la microbiota.

El término hace referencia a eso que nosotros conocíamos como flora intestinal, y que son las bacterias que adquirimos, que nos ayudan de combatir ciertos padecimientos, al permanecer vivas dentro de nuestro organismo.

Habitualmente relacionamos bacterias con algo negativo, pero algunas producidas hasta por fermentación, en realidad nos ayudan. La más conocida el la casei shirota, porque ha sido ampliamente difundido dentro de la publicidad de un alimento.

El caso es que de manera natural, adquirimos bacterias benéficas, a través del paso por el cuello uterino de nuestras madres mediante el parto natural; algo que evidentemente no ocurre con las cesáreas.

Pero va más allá, se ha demostrado que además de volvernos menos propensos a enfermedades gastrointestinales, la microbiota nos hace menos propensos ¡al sobrepeso! Sí, resulta que además existe una relación entre quienes nacieron por cesárea y la obesidad, porque no adquirieron las bacterias necesarias que les protegieran.

Al respecto realicé una entrevista con la pediatra Solange Heller, quien me explicó un poco más del tema, de los beneficios que tiene la ingesta habitual de microbiota hasta como medio de prevención y, sobre cómo a veces sí se vale no ser tan pulcros con la higiene (además de que me confirmó la levadura de la cerveza, no aplica para estos casos).

DESDE MI TRINCHERA: LOS MALOS CHISTES POLACOS

Esta semana tuve oportunidad de asistir a la inauguración de una planta refresquera en el Estado de México, evento en el que estuvieron el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador mexiquense Eruviel Ávila, pese a la veda que hay por el periodo de campañas para elegir al próximo gobernador o gobernadora.

Durante el acto se hicieron varias declaraciones que pretendieron y terminaron siendo chiste. Aquí van:

Aunque no es mi intención hacer promoción de la marca, la verdad es que fue el presidente Peña Nieto quien la hizo con un comentario que fue “inaugurar esta planta de la industria refresquera que es, el refresco del presidente Peña Nieto, Peña-fiel”.

Eriviel Ávila se aventó el mismo chiste antes, pero no fue entendido por la audiencia; en cambio sí hizo otro comentario que sonó también a broma: que la inseguridad en el Estado no es tan grande como se piensa. Lo cómico vino cuando, para no violar la veda electoral, leyó textual la columna de un reconocido periodista, cuyo nombre estaba olvidando.

El otro chiste es menos claro, pero no por ello menos curioso. El mandatario mexiquense habló de la inversión privada que se ha hecho en su entidad y, con la misma intención de respetar la ley electoral, leyó textual un comunicado en donde Walmart habló de sus inversiones programadas. Sólo que el boletín de prensa era del año pasado.

Ya ni les cuento que el discurso completo del Gobernador pareció más un informe de labores ante el Presidente, pero eso sí, ambos coincidieron en señalar que las visitas de Peña Nieto al Estado de México no han sido tantas, si se toma en cuenta la densidad poblacional que tiene el estado que lo vio nacer. ¡No se vaya a pensar que es por mostrar su apoyo al gobierno y al candidato tricolor!

Caballeros (y damas), como siempre les agradezco el tiempo que dedican en leer estas líneas, y espero sus comentarios: en twitter: @DanielRosas_ en Facebook @DanielRosas3.0.