hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
enero 26, 2018

A título personal

La propuesta a título personal del secretario de Turismo Enrique de la Madrid, de legalizar el consumo y producción de mariguana en dos estados de mayor demanda turística como son Baja California y Quintana Roo, no es tan descabellado sin embargo primero lo descalificó el propio gobierno y luego lo silenciaron. Hoy se puede comprar mariguana y otras drogas fácilmente en destinos como Playa del Carmen o Cancún. Al hablar ante la séptima conferencia de turismo organizado por la Universidad Anáhuac, el secretario de Turismo no se pudo quitar la cachucha de funcionario público y hablar a título personal algo con lo que se enredó más tarde. De la Madrid dijo que una eventual legalización de la mariguana se pueden lograr destinos más seguros y dijo que es absurdo que como país no demos ese paso.

Esto bastó para que el funcionario fuera silenciado, horas más tarde escribió en su cuenta de twitter que era una posición personal, no de titular de la secretaría de Turismo. Esto abrió de nuevo el debate de legalizar o no la mariguana como lo hacen ya seis estados de la Unión Americana, el más reciente California que comenzó el año permitiendo el establecimiento de mariguana para usos recreativos y no ha pasado nada, no se ha disparado el consumo ni se han multiplicado los adictos y si le han quitado un enorme mercado a los carteles de la droga que si bien comercializan otra substancias como la cocaína o las drogas sintéticas, les han retirado la exclusividad de vender la hierba verde.

En gobierno de Enrique Peña Nieto es contrario a abrir la puerta a la comercialización de la mariguana con fines médicos y lúdicos, el rechazo ha sido total. Ricardo Anaya ha sido el único precandidato a la presidencia que se ha manifestado también en contra, por lo pronto ni José Antonio Meade ni Andrés Manuel López Obrador han dicho ni una palabra.

El debate queda de nuevo sobre la mesa, por supuesto que hay posiciones encontradas pero lo que no debemos de hacer es cerrarnos a debatir el tema, nadie es dueño de la verdad absoluta y se deben analizar todos los puntos, ¿quién la va a vender? ¿Quién la comercializará? ¿Estaría dispuesto a regalarle a su hijo su primer consumo?

El tema da para mucho y como dice Enrique de la Madrid se legaliza la venta y se les quitará el mercado a los narcotraficantes que ya la venden hoy en los destinos turísticos ante un crecimiento de la violencia.

No todo es negro y blanco.

Redamf21.com