hit
counter
COLUMNAS: Entre caballeros
Daniel Rosas
Daniel Rosas
Amante de la vida, de las tecnologías de la comunicación y emprendedor
mayo 31, 2017

Adquiere la capacidad de no adquirir la discapacidad

“Fidel tuvo un accidente automovilístico. El desconocimiento hizo que mientras estaba prensado, movieran su cuerpo lo que ocasionó que se dañara su médula. Intentó volver a caminar por años y después prefirió enfocarse en ser “el ingeniero” Fidel”.

Yo soy de las personas convencidas de que “cuando te toca te toca”, refiriéndome al tema de la vida y la muerte, pero pocas veces nos ponemos a pensar en que existen puntos intermedios. Un accidente no siempre es fatal, puede terminar en una discapacidad, lo que es un supuesto para cualquiera de nosotros.

Así es caballeros, pocas veces pensamos en que podemos tener un accidente que termine con nuestra vida como la conocemos. Algunas cifras del Centro de Cirugía Especial de México IAP:

En México existen unas 10 millones de personas con discapacidad, a las que se suman cada año 270 mil más.

Del año 2000 al 2010, aumentó en 150% el número de personas con discapacidad, de acuerdo con los censos del INEGI.

Pero según la Organización Mundial de la Salud, en nuestro país existen 16.5 millones de personas con alguna discapacidad física o mental.

Aun así, se estima que no hay cifras realmente confiables sobre la discapacidad, y que ésta podría ser mayor.

El que no existan cifras actualizadas o confiables, denota un problema quizá mayor, que es el desinterés gubernamental… y de la sociedad en general. Algunas conductas cotidianas demuestran que no estamos exentos del problema son:

Cuando no respetamos los lugares destinados a las personas que viven con discapacidad.

Cuando no respetamos los sanitarios destinados a ellos, o los lugares en el metro que deberían ser de uso exclusivo de ellos, personas de la tercera edad, con bebés o mujeres embarazadas.

Cuando obstruimos las rampas con nuestros vehículos o con nuestra presencia, cuando ensuciamos las guías táctiles de las personas ciegas, etc.

Sencillamente cuando no nos sentimos parte de la solución para apoyar a quien nos necesita.

No es la primera vez que hablo del tema de vivir con discapacidad ni será la última, y el mensaje que pretendo compartirles en esta ocasión caballeros es: no es necesario que llegues a vivir con alguna discapacidad, para que te intereses en el tema; de hecho, deseo que nunca tengas que vivir con alguna discapacidad, pero que sí podamos apoyar a quien ya lo hace.

Hace unos días tuve la maravillosa oportunidad de vivir tan sólo una hora de la discapacidad motriz; sentí lo que es rodar en silla de ruedas, enfrentarse a los obstáculos físicos y psicológicos. Y digo que fue maravillosa la oportunidad, porque me permitió no sólo entender lo que es vivir la discapacidad, sino hacer periodismo del que se está perdiendo con las nuevas tecnologías: el de la calle, el de a pie.

Les comparto el video, esperando que sea de su completo agrado.

CÓMO ELEGIR UN BUEN NUTRIÓLOGO

El pasado 28 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Nutrición, y me resisto a mencionar como todo el mundo, nuestro nada honroso primer lugar en sobrepeso y obesidad (rayos, ya lo hice).

La fórmula para evitarlo, aunque se quiera negar, es la del ejercicio con una buena alimentación, pero con supervisión experta porque no todos nuestros metabolismos son iguales.

Por ello exploraremos algunas recomendaciones para saber que la nutriologa o nutriólogo al que nos acercamos, es profesional.

Debe contar con título y cédula profesional; si además está certificado/a, mejor.

Los nutriólogos NO están autorizados para prescribir medicamentos, por lo que NO pueden emitir recetas médicas; pero sí pueden recomendar suplementos alimenticios o vitaminas.

Los planes de alimentación deben ser PERSONALIZADOS y tras un análisis detallado de las necesidades del paciente.

Debe estar al pendiente de las necesidades de cada uno de sus pacientes. Plantear objetivos reales, dar seguimiento, resolver dudas, y explicar los beneficios del régimen al que se está sometiendo; siempre con una actitud profesional y amable.

Son cuatro recomendaciones de la nutrióloga clínica Goreta Gastaldi, especialista doctoralia.com.mx, sobre la manera adecuada de acercarse a quién sí puede ayudar en el tema de la buena alimentación.

Caballeros, por ahora me despido y como siempre espero sus comentarios: en twitter: @DanielRosas_ en Facebook DanielRosas3.0.