hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
septiembre 5, 2017

El fin del sueño americano

Spread the love

De un plumazo el gobierno del presidente Donald Trump rescindió el programa conocido como DACA por sus siglas en inglés, que fue instaurado hace cinco años por el presidente Barack Obama y que daba protección temporal a unos 800 mil jóvenes llegados a los Estados Unidos cuando niños por sus padres indocumentados. El programa fue calificado de inconstitucional y responsable de haberle quitado empleos a estadounidenses.  El programa no se termina hoy y comienza la persecución de la migra contra estos jóvenes que la gran mayoría han estudiado pagándose ellos mismos, pagan impuestos, contribuyen a la vida económica estadounidense, algunos han servido en el ejército, pero no son ciudadanos de los Estados Unidos. Su estatus legal queda ahora a la espera de que los permisos de dos años que se otorgaban se venzan. El Congreso de los Estados Unidos tiene un plazo de seis meses para legislar el tema, si es que así lo deciden o simplemente lo dejan morir en el limbo. El hecho es que prácticamente tampoco son mexicanos, muchos no hablan español, nunca han viajado a México por temor a no volver a entrar a los Estados Unidos, sus raíces se encuentran allá al otro lado de la frontera. El presidente Barack Obama calificó la medida de Trump de “errada y cruel”.

Ricardo Aca, un joven hijo de padres mexicanos entrevistado por el New York Times dice que antes de la orden ejecutiva de Obama no podía tener un empleo legalmente, no podría tener una identificación, no podía solicitar una beca y viajar era peligroso ante el temor de ser deportado. Su vida cambión con la aprobación de DACA, tuvo un empleo legal en Nueva York en un restaurante de la Torre Trump. Sus datos fueron registrados para poder acceder al programa, se le tomaron sus huellas, su fotografía. Hoy Ricardo está por termina una carrera de cuatro años de Relaciones Públicas en un Colegio de Nueva York. Hoy podría no terminar el último año de carrera, no podrá tener un empleo, si no se renueva el programa de Daca. Ricardo dice estar a un twitt de Donald Trump de ser deportado y terminar con su futuro en los Estados Unidos. Se calcula que el 97 por ciento de esto jóvenes estudian y trabajan, el 25 por ciento son dueños de empresas y el 70 por ciento son mexicanos.

Las presiones para que el programa continúe son muchas, empresas grandes, medianas, pequeñas, congresistas, luchadores sociales, todos coinciden en que echar a estos jóvenes de los Estados Unidos será injusto y un golpe más para la imagen del presidente Trump. Ya nada podrá quitarle el calificativo de al menos “insensible”. Los Dreamers o soñadores, son jóvenes registrados que han vivido su corta vida allá y son más estadounidenses que mexicanos.  Muchos están terminando sus estudios o ya lo hicieron y ejercen en la legalidad.

Redamf21.com