hit
counter
COLUMNAS: La Última...
Jesús Escobar
Jesús Escobar
Conductor de espacios informativos
marzo 27, 2018

El que paga manda

El narcotráfico es parte de la historia de nuestro país, a través de los años ha ido carcomiendo cada estructura, contaminando a la sociedad entera, como un cáncer que hace metástasis hasta matarte.

Hoy por hoy Gobernadores, Alcaldes, Policías, Senadores, Diputados Federales y Locales trabajan para el crimen organizado, son sicarios con placa, con fuero, que forman parte de una estructura que ha permitido controlar territorios enteros.

Una investigación del Diario Reforma denuncio los vínculos políticos con una de las expresiones más violentas del narco, Sergio Mazari,  ¨El Carrete¨y sus ¨Rojos¨ bestias sanguinarias que han sumido en el dolor, tristeza, putrefacción a Morelos,  Guerrero y el Estado de México.

Surgido en 2011, tras la caída de los principales líderes del Cartel de Los Beltran Leyva esta organización se ha caracterizado por aplicar la violencia, pero también por comprar funcionarios para garantizar el control de sus territorios.

La nota evidencia en base a declaraciones de jefes de sicarios, los nombres de varios alcaldes del estado de Morelos recibieron recursos económicos por parte de Santiago Mazari Hernández. Hablamos de Enrique Alonso, Alcalde perredista de Tlaquiltenango; Jorge Toledo, presidente municipal de Mazatepec por el Partido Humanista, así como la del panista César Augusto Franco, edil de Coatlán del Río. los priistas Alberto Sánchez, de Xoichitepec, David Salazar de Tlaltizapán y Jorge Miranda de Amacuzac. Francisco León, de Miacatlán y Dulce Medina, de Puente de Ixtla. Francisco Salinas, Alcalde de Zacatepec y Alfonso Sotelo, de Jojutla. Estos últimos pertenecen al PSD. Luz Dary Quevedo, Alcaldesa de Tetecala, también formaría parte de la estructura. Ella pertenece a Movimiento Ciudadano.

Según la indagatoria, recibieron hasta un millón de pesos para realizar tareas proselitistas y así garantizaron los triunfos electorales en 2015. Luego, ¨el carrete¨ pidió pagos que oscilan entre los cien mil y los quinientos mil pesos, según el municipio que se trate, su presupuesto y alcance económico. Además, controla la obra pública y el negocio de la basura, principalmente.

Morelos es una entidad que ha servido de refugio a personajes siniestros, quienes han contado con una protección vergonzosa de autoridades. Basta recordar que durante la administración del panista Sergio Estrada Cajigal, Juan Jose Esparragoza controlo casi la mitad del territorio.

Pero el ¨Azul¨ no fue el único, en los años noventa lo hizo Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, más tarde Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas” y Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”, jefes feudales que sometieron a mandatarios, que sin ningún pudor cedieron la plaza.

Con el actual Gobernador Graco Ramírez la situación no es diferente, el perredista, presume de aplicar la ley contra manifestantes, ex futbolistas, animalistas, pero en cuanto el narco ha volteado para otro lado.

No ha llevado a cabo ninguna acción en contra de Mazari, quien vive muy tranquilo, a la vista de todos en el municipio de Amacuzac, de donde es oriundo. Y del que fue alcalde su tío Alfonso Miranda Gallegos.

Seamos claros la única forma que un criminal puede crecer de esa manera es porque cuenta con la protección institucional, De otra manera no se podía entender todo el poder y la impunidad que acumulan y que los vuelve intocables. Ningún capo puede pasar tanto tiempo sin ser detenido si no tiene arreglos con gobernadores y jefes policiacos.

Durante años los Carteles utilizaban la ¨política¨ de Plata o plomo para someter las instituciones, ahora han agregado a su baraja, el financiamiento de campañas, de esta forma los funcionarios, los policías, son sus empleados, levantan, extorsionan, secuestran, no protegen, no cuidan porque no son nuestros representantes, son sus empleados.