hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
febrero 13, 2017

En nuevo TLCAN

Spread the love

Las fronteras de los Estados Unidos al Norte y al Sur están muy marcadas, al menos desde la óptica del Presidente Donald Trump. Al norte un vecino muy cercano, que comparte un mercado comercial balanceado. Al Sur un vecino con muchos “bad” hombres con un déficit comercial según el presidente de 60 mil millones de dólares. Con Canadá hay que construir puentes de cooperación, con México Muros.

Este lunes Justin Trudeau un joven político preparado para dirigir Canadá, visitó la Casa Blanca y fue recibido con un discurso amistoso, de cooperación y con vistas a mejorar las relaciones comerciales. Canadá es un país que a pesar de que comparte una larga frontera y el mismo idioma con los Estados Unidos es un país liberal que ha dado refugio a 20 mil ciudadanos sirios, algo que el Presidente Trump no solo rechaza, sino que ha tratado de cerrar la puerta a siete países de mayoría musulmana.

En la conferencia de prensa conjunta, Justin Trudeau dijo que no piensa dar  lecciones de refugiados a Trump, y ni falta le hace con las redadas de la temida oficina del ICE este fin de semana, el intento de cerrar la migración de siete países de mayoría musulmana, su discurso está por demás claro contra el punto de vista liberal de Trudeau.

Mucho se habló de comercio entre Canadá y los Estados Unidos, tender puentes, mejorar las transacciones, algo muy diferente a lo que habla con México, el tercer socio del TLCAN. Trump repitió que el comercio con Canadá favorece a los Estados Unidos, mientras que con México le es negativo y va a hacer lo necesario para que sea un comercio justo para hacer a todos felices.

De gira en Los Angeles, Andrés Manuel López Obrador dirigió un mensaje a la comunidad de mexicanos en su mayoría. Sobre la recurrente queja de Trump del gran déficit comercial con México, dijo que, si fuera cierto, nuestra economía no estaría estancada ni habría migración. Como explicar que en 1970 cuando las exportaciones del PIB representaban sólo el 7.8 por ciento el crecimiento de la economía era de 6.5 por ciento. Hoy que las exportaciones suman 35.3 por ciento del PIB, la economía sólo ha crecido 2.5 por ciento, dijo López Obrador.

Mientras tanto los mexicanos mostramos la gran división que hay entre nosotros. Este fin de semana la manifestación de “Vibra México” ha sido minimizada por algunos que no estuvieron ahí y que le califican de descafeinada, poco numerosa, sin valor alguno, por decir lo menos.

Lo que me llama la atención es que un país de 120 millones de personas, 20 millones de ellas en la zona metropolitana de la Ciudad de México, más de 20 mil personas se dieron cita en el Ángel para protestar contra el Muro, Trump, el gasolinazo y el presidente Enrique Peña Nieto. Mentira que fue callada la crítica contra el gobierno actual. El poco interés en lo que sucede no nos deja salir de nuestra zona de confort y poco nos importa lo que pueda suceder, aunque sea nuestro vecino el que se lleve la Migra, seguiremos aplaudiendo.