hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
agosto 15, 2017

Freno a las llamadas de bancos

Cada día aumenta el uso de tarjetas de crédito ante los riesgos que esto lleva. Datos del Banco de México aseguran que en el primer trimestre del año creció 18.3 por ciento el número de tarjetas de crédito utilizadas, en comparación al mismo primer trimestre del 2016. El número de plásticos usados se multiplicó de 18.5 millones a 21.9 millones en los primeros tres meses del año.  También aumentó el uso de las tarjetas de débito en 10.4 por ciento para un universo de 64.2 millones de operaciones.  De la mano de este aumento en el uso crece la demanda de terminales de cobro en los comercios que suman ya casi un millón de terminales. Los cajeros automáticos en red son casi 49 mil aparatos. Según los datos del Banco de México, el total de dinero gastado con las tarjetas supera los 409 mil millones de pesos en estos tres primeros meses del año.

Esto nos revela además que el consumo va en marcha, hoy muchos prefieren pagar de esta forma y no en operaciones en efectivo. Esto le conviene a la Secretaría de Hacienda y la SAT que nos tiene la lupa puesta para ver los que ganamos y cómo lo gastamos. La política recaudatoria es que puedes deducir gastos si los pagas con cualquier método menos efectivo, fue la sorpresa este año en las deducciones anuales de gastos médicos. Por fuerza los recibos de consultas y estudios se deben de cubrir con cheque o tarjeta para poder deducirse, tome nota. Aunque mucha gente prefiere pagar en efectivo, el apalancar un pago a crédito por 27 días da mucho margen de maniobra, es secreto es pagar el total de la deuda cada mes y no convertirse en deudor porque acabará pagando unos intereses muy altos.

Si usted es usuario de la banca seguramente como yo, recibe muchas llamadas ofreciéndole una multitud de servicios como préstamos, seguros, servicios. Los bancos manejan nuestros datos a su antojo y se ha dado el caso de que nuestra información termina en manos de un tercero. Esto por supuesto que está penado, pero poco se puede hacer para frenar este comercio de bases de datos.

La Condusef tiene un sistema llamado REUS, que es un registro telefónico de al menos dos números de celular o fijos que promete blindarnos contra llamadas no deseadas de bancos con publicidad y promociones. Hay que llamar a un 01 800 o entrar a la página de la Consudef para darse de alta. La autoridad promete que en un lapso de 45 días naturales los números serán ingresados a una base de datos que ofrece bloquearnos de las molestas llamadas en la mañana temprano o tarde en la noche y con mucha insistencia.

Sin embargo, aquí hago un llamado a Mario Di Constanzo, el director de la Condusef para revisar este esquema ya que es mentira que paren las llamadas.

Redamf21.com