hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
noviembre 2, 2017

Golpe al automovilista

Spread the love

Luego de la crisis medioambiental en el Valle de México en marzo del año 2016, cuando se alcanzaron varios días en contingencia, autoridades federales del medio ambiente y de la megalópolis analizaron varias medidas y como siempre ocurre en estos casos el costo se cargó a los automovilistas particulares. Las estadísticas muestran que circulan 5,5 millones de autos en la Ciudad de México, esto sin contar el área conurbada del Estado de México con lo que la cifra llega cerca a los 10 millones de automotores. La emergencia obligó a parar automóviles y aplicar medidas para endurecer la verificación vehicular.  Los automóviles con engomado “2” dejaron de circular los sábados y un día a la semana. Los “1” un sábado si y uno no y un día a la semana. Los autos con engomado Cero y Doble Cero si pueden circular a diario además de los autos híbridos y eléctricos.

Entre los cambios a la verificación se marcó la obligación de conectar la computadora del verificentro a la computadora del automóvil conocida como OBD, que es un conjunto de monitores que miden la eficiencia de los sistemas anticontaminantes del auto. Esto viene instalado de fábrica a partir de los modelos 2006 y permite obtener el holograma “Cero”.  Sin embargo, varias personas inconformes con esta reglamentación al asegurar que es discriminatoria, se ampararon y ganaron al afirmar que si un vehículo pasaba los parámetros sin tener OBD podrían obtener el engomado “Cero”.

El tema subió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que analizó el tema y acaba de fallar en contra. La decisión de la Corte se convierte en obligación para todos los jueces federales del país. Con esto 1,7 millones de autos que carecen del OBD, según cifras de la secretaria del medio ambiente federal tendrán que dejar de circular uno o dos días a la semana. Dijo la Corte que esta conexión es indispensable para verificar y obtener el holograma cero, no acatarla afectaría el interés social. La opción que creo que no es muy adecuada ni recomendada, es instalar el sistema OBD al auto y pasar la verificación por el holograma “Cero”.

Sin embargo, no todo es tan claro, algunos vehículos modelo 2006 no tienen instalado este equipo de fábrica. Otros autos salidos de agencia no pasan la verificación porque el motor es nuevo y tiene que recorrer varios cientos de kilómetros para que todos los sensores funcionen bien.

El tema es que la verificación se complicó para los verficentros, para los automovilistas que gastan más tiempo y dinero en pasar la verificación y sin embargo dueños de autos coludidos con mecánicos corruptos y empleados del medio ambiente, truquean la verificación, lo que se conoce como “el brinco” para poder obtener el holograma “Cero”. Lo único que cambió es que la corrupción se multiplicó.

En Resumidas Cuentas

Redamf21.com