hit
counter
COLUMNAS: La Última...
Jesús Escobar
Jesús Escobar
Conductor de espacios informativos
julio 31, 2017

La Esclavitud Moderna

La trata de personas es uno de los delitos más brutales que enfrenta la sociedad, el daño que se le provoca a la víctima, a su familia las marca para siempre, porque ¿Cómo se recupera y se reconcilia con la sociedad un niño que ha sido sometido a explotación sexual y laboral; una mujer reducida al silencio y a la servidumbre por lustros; un joven esclavizado para realizar trabajos forzados?

Es un problema mundial, que deja millones de millones de dólares, que ni siquiera se sabe cuántas víctimas hay. Centenas de miles por todo el mundo hoy están padeciendo la más absoluta de las explotaciones.

En México, es una epidemia, provocada por la propia autoridad que no hace prácticamente nada para enfrentarlo o resolverlo. Hay un impresionante cumulo de casos, perfectamente documentados por la academia o la prensa, que son ignorados olímpicamente.

Nuestro país es un símbolo de ilícito.  Un paraíso sexual” donde es muy fácil encontrar niños y mujeres para prostituirse. Y miles de personas realizan viajes anualmente para buscar la prostitución infantil o realizar pornografía infantil.

Niños y mujeres involucrados en estos problemas comentan que, al ser sometidos a este tipo de abusos, la menor violencia que presentan es el contacto sexual. “El que mejor te trata es el que solo te viola”. Siempre existe un grado de violencia en la prostitución, abuso y pornografía, pero en ellos este grado es mucho mayor.

¿Ejemplos?

Lo que pasa aquí en la CDMX es una vergüenza, en plena calle de Izazaga, en la Merced, niñas son prostituidas, en algo que ya se normalizo, pasan los policías por la zona, no hacen nada. ¿No sienten nada? ¿no piensan en lo que sufren esas niñas en manos de gente que las golpea, viola, tortura? Es indignante.

Vamos a Acapulco donde queda de manifiesto que cientos de niños son vendidos por sus padres para comer, que noche a noche se acercan a los yates donde llegan americanos y canadienses a disfrutar del paraíso de la pederastia. que explotan la pobreza, la miseria de estos pequeños que, con tal de cenar, dormir en cama o meterse a una alberca dejan que sus cuerpos sean mancillados.

O lo que acaba de denunciarse en Guanajuato, donde un sacerdote de nombre Pedro Gutiérrez Farías, a través del albergue la Casa de Los Niños, violaba, vendía, desaparecía, embarazaba a cientos de pequeños, ante omisiones y protección institucional.

Desde hace 40 años, fue ganando el poder suficiente y la protección de las instituciones de gobiernos panistas, frente a las denuncias que eran ignoradas de las irregularidades.

Y ni hablar de las niñas explotadas como sirvientas, o esclavizados en el campo.

El número total de personas víctimas de trata en nuestro país podría llegar hasta el medio millón, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República, son 47 grupos de la delincuencia organizada los que controlan la comisión de este delito, tanto para fines de explotación sexual como laboral. Estos grupos operan en México, Centroamérica y Estados Unidos. Cada víctima de este delito hace ganar a sus captores, en promedio, 1 mil 500 pesos diarios.

Cada año, alrededor de 21 mil menores de edad son captados por las redes de trata de personas con fines de explotación sexual. En 45 de cada 100 casos se trata de niñas indígenas.

Además, y de acuerdo con la Fundación Camino a Casa, el 60 por ciento de la pornografía infantil de todo el mundo se produce en México.

México es un paraíso para la trata, en México la esclavitud solo fue abolida en el papel