hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
junio 5, 2017

La guerra del azúcar

Spread the love

Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte tienen hoy en Washington un precedente de lo que será la renegociación del TLCAN. En el Departamento de Comercio están reunidos Wilbur Ross, e Ildefonso Guajardo, los secretarios de Comercio y Economía de los Estados Unidos y México para negociar el comercio del azúcar. La llamada “Guerra del dulce” ha sido el primer gran tema de comercio entre la nueva administración y México.

Hace 23 años con la entrada en vigor del TLC el tema azúcar se mantuvo fuera. Fue hasta el 2008 cuando se eliminaron los aranceles al comercio de azúcar entre los dos países. México la coloca refinada a los Estados Unidos y ellos nos venden un jarabe de alta fructosa de maíz, pero no todo es miel sobre hojuelas. En los 2014 productores de azúcar de los Estados Unidos se quejaron de dumping contra las importaciones provenientes de México. El resultado fue un acuerdo para que el 53 por ciento del azúcar exportado a los Estados Unidos fuera refinada y el resto sin refinar o en bruto.

Hoy dos grandes productores de azúcar del llamado “Corn Belt” o cinturón del maíz que apoyaron a Donald Trump buscan cobrar la factura y disminuir de 53 a 15 por ciento la azúcar refinada mexicana que se exporte a los Estados Unidos, esto significa que el 85 por ciento de las exportaciones tendría que ser azúcar de menor calidad. Si México no acepta, podríamos hablar de un arancel del 80 por ciento al azúcar.

Pero México no está desarmado ante las demandas de nuestros vecinos, nos apoya la Organización Mundial de Comercio. Ildefonso Guajardo puede usar las importaciones de jarabe de alta fructosa e imponer un alto arancel que dejaría a los productores estadounidenses sudando la gota gorda y de paso iniciar una investigación por dumping.

EL plan B es colocar el excedente de azúcar en otros mercados y en el nacional, aunque no es la mejor opción, sólo aminorar las pérdidas. Esta negociación es el antecedente de otros productos sobre la mesa como el tomate, la papa, la manzana y el atún. Se cual fuera el resultado, se acaba de anunciar en Washington que las dos partes se dan un plazo de 24 horas para consultas técnicas finales pero que ambos han llegado a formas muy significativas en la negociación, lo que en el lenguaje cifrado del Departamento de Comercio de WiIlbur Ross hay optimismo de ambas partes. Mañana conoceremos los detalles de esta negociación. Redamf21.com