hit
counter
COLUMNAS: Vaivén Político
Miguel Luna
Miguel Luna
Reportero y cronista radiofónico
febrero 15, 2018

La moneda está en el aire

A menos de 45 días de que arranquen las campañas por la Presidencia de la República, no hay nada para nadie. La moneda todavía está en el aire.

Son tres los finalistas, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade Kuribeña, porque aunque Margarita Zavala, Jaime Rodríguez “el Bronco” y Armando Ríos Piter, estarán en la boleta, no tienen ninguna oportunidad.

A pesar de que el aspirante de Morena encabeza todas las encuestas tampoco la tiene segura; recuerden lo ocurrido en la elección del 2006, en la que desperdició la enorme ventaja que tenía sobre Felipe Calderón. Con fraude o sin fraude, el “peje” terminó perdiendo los comicios por un margen de tan solo 0.5 por ciento.

Lo más seguro es que el político de Macuspana se mantenga como uno de los más fuertes contendientes por la silla presidencial, no lo veo al final de las votaciones en el tercer sitio. Lo que está por definirse es saber quién será su rival más fuerte, Anaya o Meade.

Ahí es donde las cosas pueden cambiar y ponerse color de hormiga para el tabasqueño. En este sentido, el voto útil será fundamental en esta elección.

En caso de que el candidato de la Coalición por México al Frente se mantenga en el segundo lugar, como lo indican la mayoría de los sondeos, algunos lo ponen incluso ya muy cerca de López Obrador, los militantes priistas deberán decidir si desperdician su voto o se lo dan al aspirante panista.

Resulta obvio que ni PRI ni PAN quiere ver al dirigente de Morena en Los Pinos. Y es en este caso, en el que deberán pensar muy bien la estrategia a seguir.

El segundo escenario, es que Meade se coloque en el segundo lugar y los panistas y perredistas le den su voto útil al PRI, sin embargo, esa posibilidad se ve aún más complicada, casi imposible que ello ocurra.

Por ello, a estar alturas de la contienda electoral, y ante una mayoría de electores indecisos, nadie puede dar por seguro que se pondrá la banda presidencial el uno de diciembre de este año.

Por cierto…

Pobreza extrema o pobreza alimentaria. Para el caso da lo mismo, es pobreza. El Coneval dio a conocer que la pobreza extrema aumentó en la Ciudad de México de 2014 a 2016 al pasar de 150 mil 500 personas a 155 mil 128 que enfrentan esa condición. La mayoría viven en las delegaciones Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta. Pero, lo cierto es que la pobreza en la capital del país es más abundante que esas cifras. Basta recorrer los cinturones de miseria qué hay en cualquier colonia marginada de esas demarcaciones, para constatar la miseria en la que viven, no miles, sino millones de capitalinos.