hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
enero 8, 2019

La nueva relación con Venezuela

El próximo jueves 10 tomará posesión Nicolás Maduro para un segundo mandato de seis años en medio de rechazo dentro y fuera de su país. Su reelección fue rechazada por 13 países de la región, varias naciones de Europa y los Estados Unidos que calificaron el proceso de “ilegítimo, ilegal y sin garantías”.

La ceremonia de protesta será frente al Tribunal Supremo de Justicia y no del Congreso, que está en manos de la oposición en desacato que denunció fraude en las pasadas elecciones.

De 195 países solo unos diez respaldan al gobierno de Nicolás Maduro, a quien no le parece importarle, aunque las sanciones económicas le han pegado fuerte. Los Estados Unidos han anotado en la lista negra del Tesoro a varios venezolanos tanto del gobierno como empresarios que están impedidos a hacer cualquier transacción con el sistema financiero de aquel país.

Confirmados a la toma de protesta de Maduro son Evo Morales, presidente de Bolivia, Miguel Díaz Canel presidente de Cuba, Daniel Ortega de Nicaragua principalmente. El Grupo de Lima de 14 naciones incluido México, y que se formó en el 2017 para buscar una salida pacífica a la crisis política de Venezuela, rechazó la asunción de Maduro, México no lo suscribió.

Entre los motivos el presidente Andrés Manuel López Obrador recordó la máxima de Juárez del respeto al derecho ajeno y afirmó que México no intervendrá en los asuntos internos de otro país. Ante las críticas por apoyar un gobierno antidemocrático, Marcelo Ebrard, el Canciller de México defendió el principio de no intervención en Venezuela dijo que nuestro país no avala los abusos a derechos humanos y se justificó por no asistir a Caracas por la reunión de embajadores y cónsules en México.

El presidente López Obrador, a pesar de haber invitado a Maduro a su toma de protesta, tampoco irá y el gobierno manda a Juan Manuel Nungaray representante de México en Caracas, nuestro país removió a su embajadora durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Hoy ante la ola de gobiernos de derecha como el de Jair Bolsonaro en Brasil, Mauricio Macri en Argentina, Iván Duque en Colombia y Martín Vizcarra en Perú, el gobierno de Venezuela se ha quedado solo y el futuro del próximo mandato del presidente Nicolás Maduro es incierto.

Redamf21.com