hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
noviembre 7, 2017

La pesadilla de viajar en avión

Spread the love

Cada día los consumidores tenemos menos ventajas al viajar en avión. Antes llegar a comprar un boleto y de ahí a la terminal aérea era toda una experiencia que nos hacía sentir privilegiados. La atención se daba en toda la cadena desde tener el boleto en mano hasta recoger nuestra maleta en el destino. Siempre nuestro lugar estaba asignado, el boleto en papel se entregaba a la empleada de la línea que tomaba nuestra maleta y la documentaba sin que nos costara extra. Generalmente los vuelos salían a tiempo, los sobrecargos nos trataban bien, nos ofrecían de comer algo más que un baguette.

Hoy las cosas han cambiado, un boleto se reserva y compra por Internet, se lleva en un archivo digital en el teléfono, los dependientes han sido sustituidos por computadoras que si uno no es Milenial necesitará un experto para poder pasar el boleto, el pasaporte, documentar la maleta y pagar por ella, porque hoy todo se cobra extra, la impresión del boleto, la reserva del asiento anticipado, la maleta, el lugar de preferencia.  La competencia entre líneas aéreas y su multiplicación no se ha traducido en un mejor servicio al pasajero, la saturación de aeropuertos, la falta de aviones, la sobreventa ocasiona retrasos de pesadilla.   A partir del primer minuto de mañana miércoles, entran en vigor compensaciones por vuelos retrasados según contempla la nueva ley de Aviación Civil aprobada en el congreso y aplicada por la Profeco. Se castiga la impuntualidad de las líneas aéreas lo que hoy es una práctica común.  Las compensaciones dependen de los minutos transcurridos en vuelos retrasados y cancelados. Al menos en el papel los pasajeros tendrán derechos a descuentos en boletos, en alimentos y bebidas e inclusos deberán ser hospedados a costo de la línea, pero la realidad es otra.

Ya hemos visto como la Profeco no ha podido hacer valer otra ley que prohíbe el cobro por maleta documentada, no equipaje extra, práctica frecuente y regular en vuelos hacia los Estados Unidos.

Hoy las compensaciones especificas van desde una botella de agua por cada hora de retraso en la línea Interjet, descuento de 5 por ciento en Aeromexico para la compra de otro boleto, o un generoso descuento de 50 pesos que ofrece la línea Volaris en la compra de otro pasaje, ni para el pago del Uber.

Como siempre las líneas y aeropuertos se culpan de los retrasos, e incluso cuando ninguno de los dos tiene la razón se aducen las malas condiciones climatológicas que impiden el libre tránsito de aeronaves.

En Resumidas Cuentas, el hecho es que los pasajeros siempre salimos perdiendo una vez que tenemos que subir a un avión.

Escríbame a @arcoma53 y escuche este podcast en redamf21.com