hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
noviembre 13, 2017

La quinta ronda del TLCAN

Spread the love

Este miércoles en medio de nubarrones inicia la quinta ronda de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América de Norte, y digo así porque nadie se aventura a adelantar el camino de las conversaciones entre los tres países. Ya lo adelantó Roberth Lighthizer, el negociador de Comercio Exterior de los Estados Unidos. Al cierre de la cuarta ronda en Washington hace un mes que concluyó con más desencuentros que coincidencias según las declaraciones al cierre de las pláticas. El representante de los Estados Unidos volvió a insistir en el tema de los déficits comerciales que según Donald Trump no los favorecen y buscan un balance. Dijo estar sorprendido con la resistencia que ha encontrado por parte de los negociadores de Canadá y México y que algunas propuestas hayan sido ignoradas, además dijo entender la negativa a renunciar a sus ventajas “injustas” así lo dijo.

Por eso llamó la atención el discurso del presidente Trump en China, otro país al que en campaña criticó por el déficit que tiene y dijo que se aprovechaban de los estadounidenses, pero eso se acabaría, igual con México. Al estar en un banquete oficial con el presidente chino Xi Jinping, Trump reconoció al gobierno chino por sacar ventaja del estadounidense y dijo que era muy hábil, con lo que dio un giro de 180 grados en su discurso que sorprendió a muchos.  Con México los negociadores siguen aferrados en varios puntos considerados inaceptables, reducir el déficit comercial, aumentar las reglas de origen a los automóviles de 62.5 a 70 por ciento, la mitad fabricado en los Estados Unidos, someter a revisión cada cinco años del Tratado, eliminación de un capítulo para la resolución de disputas, algo que Canadá y México consideran esencial para resolverlas.

EL Canciller Luis Videgaray habló en Vietnam, en el foro de Asia Pacifico en el que se avanzó en un acuerdo comercial sin los Estados Unidos. Dijo que se trabaja duro para lograr un acuerdo, pero no se quiere un mal acuerdo que podría afectar temas de cooperación bilateral como seguridad y migración.

En resumidas cuentas, sin duda esta semana se verán las caras los negociadores en uno de los momentos más tensos. Hoy nuestra dependencia de las exportaciones a los Estados Unidos es muy alta pero un final de Tratado no significa ni el fin del mundo, pero sin duda las repercusiones serán con un riesgo para el crecimiento como la asegura el Fondo Monetario Internacional en su último reporte sobre las negociaciones.

Redamf21.com