hit
counter
COLUMNAS: Matatena
Blanca Lolbee
Blanca Lolbee
Periodista y conductora.
noviembre 26, 2018

La verdadera transición

Incertidumbre y expectación se respiran en el ambiente a pocos días de que se cristalice la transición, es normal. Lo que se espera de la prometida cuarta transformación es mucho y saber si el cambio será para bien o para mal genera una estresante incertidumbre sobre todo para los mercados.

En política no hay magia posible y muchas veces las promesas se ven coartadas por la realidad. La verdadera transición comienza después del 1 de diciembre y habrá que esperar por lo menos seis meses para ver los primeros resultados o quizás una definición más clara de cómo serán las cosas el resto del sexenio.

Lo primero que tendremos que ver será al presidente electo bajarse del carro de la eterna campaña para entrar al de la cristalización de los proyectos posibles y no la persecución de las promesas imposibles o los caprichos para darle un sello propio a un sexenio que ya lo tiene por el sólo hecho de ser quien es y haber ganado como ganó.

Al electorado, aquel que voto por Morena y el que no, le vendría bien hacer lo que el Conde de Montecristo hacía: “confiar y esperar”. Aunque tomar ciertas previsiones no estaría de más; después de todo no hay mucho más que pueda hacer. ¿No le parece?

Por lo pronto a nadie le vendría mal una buena dosis de serenidad y otra de realismo, porque esperar lo imposible o cambios inmediatos es prácticamente lo mismo.

Faltan pocos días para que se consume la transición del poder y tras 18 años de intentarlo, finalmente Andrés Manuel López Obrador pueda portar con todas las de la ley, la Banda Presidencial.