hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
diciembre 3, 2018

Las decisiones y sus consecuencias

Inicia la semana hábil de diciembre y la primera del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador con una inyección de estabilidad a los mercados. Luego del discurso de toma de posesión en la que se subrayó que su gobierno será austero, no aumentará la deuda que se ha multiplicado de Vicente Fox para acá, respeto a los contratos anteriores, reglas claras a los inversionistas, garantía del estado de derecho, y la autonomía al Banco de México.

El primer paso fue emitir una oferta de compra por hasta mil 800 millones de dólares de los bonos usados para financiar parte del nuevo aeropuerto que suman seis mil millones de dólares. Estos bonos costaron 99.38 dólares y actualmente cotizan a un precio de 82.337 dólares con un rendimiento de 7.27 por ciento. Desde su precio de colocación han retrocedido 19.63 por ciento. El anuncio de la cancelación de las obras del nuevo aeropuerto rebajo el valor de estos bonos a nivel de basura y los inversionistas en Nueva York estaban preparando demandas contra el Gobierno de México.

Las obras en el NAIM siguen adelante, no se pueden detener porque significaría la cancelación y vendrían las demandas. Hasta ahora el anuncio no es oficial, eran declaraciones de un gobierno aún no en funciones, pero hoy es diferente. Los inversionistas buscan un anuncio y por lo pronto la Secretaría de Hacienda por medio del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México ofreció la recompra de estos bonos a un precio de 0.90 centavos de dólar o incluso a lo que se pagó en un inicio con lo que cierra el riesgo de un largo camino jurídico muy costoso.

¿Qué pasará con el nuevo aeropuerto? La decisión está tomada de cancelarlo por la opción de dos pistas en Santa Lucía, ampliar el aeropuerto actual y activar el de Toluca para que sea un sistema de aeropuertos. Pero la última palabra no está tomada, todo siempre es cuestión de dinero.

A propósito del tema aéreo, el TP01 José María Morelos y Pavón, el avión del presidente de México, un lujoso avión Boeing Dreamliner que el presidente López Obrador prometió vender, ya salió del país, está en un aeropuerto de logística del Sur de California donde el fabricante Boeing le dará mantenimiento y lo ofrecerá a la venta. Originalmente costó 218 millones de dólares.

Redamf21