hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
septiembre 12, 2018

Legisladores Tupper

Los medios impresos, electrónicos como la radio y la televisión más los digitales y convergentes le han dado mucha importancia a la bicicleta del senador Ricardo Monreal, al Tupper del también senador Martí Batres o el termo de la senadora Xóchitl Gálvez que en una actitud extrema muestran ante las cámaras que ellos son de otro calado. Prefieren llevar sus quesadillas y fruta que hacer uso del cattering que hay contratado en el Senado o ¿había? El tema aquí es que cada senador puede gastar su sueldo en lo que mejor le parezca, lo malo es que abusen con gastos excesivos pagados con dinero público.

Los anteriores legisladores estaban muy mal acostumbrados, se les pagaba todo, secretarias, ayudantes, asesores, autos blindados, choferes, guaruras, viajes, comidas, peluqueros, maquillistas, seguros médicos, la lista es larga. Hoy la nueva mayoría en el Congreso busca cumplir las promesas del Presidente electo y acabar con abusos, excesos y gastos, pero están cayendo en los excesos y se pierden de vista los temas importantes como el hallazgo de fosas en Veracruz con más de mil cadáveres, la crisis de inseguridad, el conflicto en la UNAM, el tema del Aeropuerto de Texcoco, la corrupción, el robo de combustible.

Uno de los primeros asuntos en la agenda legislativa es precisamente el recorte de presupuesto y las medidas de austeridad. Para muestra, el tema de campaña de terminar con las pensiones y escoltas, ayudantes y gastos de los expresidentes. La nueva propuesta es que sólo los funcionarios con funciones de seguridad tengan coches blindados y escoltas, los demás, no. Con el traslado del Estado Mayor Presidencial al Ejército Mexicano no habrá más escoltas para exfuncionarios y sus familias. Además, las pensiones de más de 200 mil pesos mensuales que cobran todos los expresidentes menos Carlos Salinas y Ernesto Zedillo desaparecen y serán homologadas por el ISSSTE. Cuando el gobierno del presidente electo necesite guardias especiales como la protección de jefes de estado invitados a la toma de protesta el 1 de diciembre, se usará a los mismos elementos del Estado Mayor, aunque ahora se tendrán que pedir prestados a la SEDENA.

Signos de un estilo de gobernar alejado a lo que hemos visto en los últimos años, tal vez con la excepción del expresidente Luis Echeverria que cambió la champaña de la ceremonia del grito en Palacio Nacional por aguas de sabores, pero no hubo cambios de fondo, esperemos que no sea el caso.

Redamf21.com