hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
junio 15, 2017

Lo bueno y lo malo de la Reforma de Telecomunicaciones

A cuatro años de la Reforma de Telecomunicaciones y Radiodifusión que dio paso a la transformación del Instituto Federal de Telecomunicaciones, es buen momento para hacer un alto en el camino y revisar lo andado.

La idea central de reformar este importante sector que incluye telefonía, televisión radiodifusión, fue proteger los derechos de las audiencias y de los usuarios, abrirla a la competencia, sentar las bases jurídicas, regulatorias e institucionales para hacerlo.

Surgió el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el ente encargado de regular el espectro radioeléctrico, las redes públicas, la prestación de los servicios, el acceso, y le dio autonomía lo que es esencial para cumplir las funciones encomendadas.

Entre los logros: ha bajado el precio de la telefonía celular, la larga distancia se paga como llamada local, ya no hay roaming algo que apenas comenzó a aplicarse en Europa, existe la portabilidad que significa llevar su mismo número telefónico a otras compañías. La Televisión se ha digitalizado lo que se traduce en una mejor señal con más subcanales. Los usuarios de han multiplicado. El 50 por ciento de los hogares en México tiene Internet, el 60 por ciento de los hogares tiene TV de paga, el 62 por ciento de los usuarios de telefonía celular tienen Internet y un “Smartphone”. Ha crecido la inversión en Telecomunicaciones, se licitó un canal de TV abierta y otro está por licitarse este año.

Sin embargo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones a pesar de este importante trabajo, recibió un golpe con el tema de los Derechos de las Audiencias, algo que estaba facultado para hacer pero que la Presidencia de la República le dio marcha atrás. El derecho que tenemos las audiencias a saber las fuentes de la información que recibimos, el derecho a poder inconformarnos ante un abuso de un medio de comunicación, protestar ante la distorsión de información, eso fue frenado. La Cámara de los Diputados aprobó quitarle al IFT la función de proteger los derechos de las audiencias con lo que la autoridad quedó disminuida.

En estos cuatro años los logros están sobre la mesa, pero el Instituto Federal de Telecomunicaciones quedó disminuido con los cambios en Diputados, hoy el gran tema pendiente sigue siendo los derechos de las audiencias.

Redf21.com