hit
counter
COLUMNAS: Entre caballeros
Daniel Rosas
Daniel Rosas
Amante de la vida, de las tecnologías de la comunicación y emprendedor
junio 29, 2017

Los caballeros de la diversidad

“Para mí sería de lo más normal el escuchar que mi amigo acudiría a la XXXIX Marcha por el Orgullo LGBTTTI, a fin de cuentas nunca había escondido su sexualidad; sin embargo no fue. Se convirtió en un carnaval de exhibiciones, me explicó”.

Caballeros, un amigo me relató que a él le tocó asistir a la primera marcha gay en la Ciudad de México, a la que acudieron hijos de personas principales de la sociedad capitalina de aquel entonces. Fue todo un suceso noticioso, que hasta fue cubierto por Jacobo Zabludovsky.

De hecho, en alguna ocasión este amigo y yo -a quien no cito por la sencilla razón de que no lo consulté antes de escribir estas líneas y no porque nos avergoncemos de su preferencia sexual- intercambiamos puntos de vista sobre Jacobo (permítanme la licencia por trabajar para su producción) en los que mi amigo decía que se mostró homofóbico en aquella marcha, y yo defiendo que la etapa en la que yo lo conocí, ya era un tipazo.

Como decía Jacobo “¿por qué les estoy contando esto? ah sí, hablábamos de la marcha gay”. El caso es que este amigo me contó que en aquella ocasión quienes marcharon iban vestidos de traje y de dignidad, mientras que ahora la marcha -treinta y nueve años después- ya es un carnaval totalmente diferente a lo que se vivió en aquel momento.

Yo les confieso que coincido en la diferencia, pero en lo personal no me molesta esa transición. “Era otra mentalidad” dice mi amigo.

Y vaya que lo era. Ahora la Ciudad de México está declarada gay friendly, con derechos consagrados para la comunidad LGBTTTI en la constitución, con la posibilidad de contraer matrimonio y hasta de adoptar menores, gracias al estudio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo anterior parece seguir molestando a muchas personas, cuando menos eso se nota a través de las redes sociales. Por ello vino a mi mente un cuestionamiento ¿Se puede ser un caballero, siendo gay? Inmediatamente me reprendí, es una pregunta estúpida; no están peleadas ambas condiciones. Pregúntenle a Sir Elton John.

Entonces ¿por qué sigue causando escozor el asunto? No encuentro la respuesta como no sea que no hemos podido soltarnos de prejuicios arcaicos. Hasta mi amigo que es gay se escandaliza de ver la Marcha Gay, de ver que dos jovencitos se coman a besos en el metro “hay lugares para todo” asegura. Nunca sé qué contestarle.

Sin importar si eres homo o hetero, aguas con el VIH

El tema del SIDA se volvió escandaloso en el último cuarto del siglo pasado, por las muertes y por la asociación que se hizo con la libertad sexual, especialmente de los gay.

Aunque ahora lo vemos como algo más común (que no menos grave) gracias a las campañas de concientización en México y el mundo, las cifras sobre infecciones de VIH no son tan bajas como se espera. La gente vive más gracias al avance de la medicina, pero nos seguimos infectando.

Créanlo o no, existe casi un nulo conocimiento de que hay organizaciones que de manera gratuita ofrecen la prueba rápida de VIH… y aún así no acudimos. De hecho hace algunos días se realizó en el país la segunda edición del pruebatón, que buscó realizar la mayor cantidad de pruebas rápidas de VIH.

Ahí aprendimos que es sencilla dicha prueba y puede salvar muchas vidas. Les comparto algo que nos dijeron: “Protégete, porque no sabes cuantas parejas estables tiene tu pareja estable”.

Les comparto el video de esa experiencia, esperando que les sea de utilidad.

VIDEO

Hay que hacerse la prueba, es una gran prueba de amor a nosotros mismos y a nuestros prójimos.

Comentarios, dudas o sugerencias: twitter: @DanielRosas_ en Facebook DanielRosas3.0.