hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
diciembre 20, 2018

México: ventanilla de los Estados Unidos

La caravana de centroamericanos que comenzó su camino el 20 de octubre al cruzar la frontera sur de México rumbo a Tijuana y que se calcula hoy en más de siete mil personas, sigue esperando su oportunidad para poder cruzar a los Estados Unidos, llenar su solicitud de refugiado. La gran mayoría de estas personas han huido de la pobreza, el narcotráfico y la violencia en sus países, especialmente Honduras, Guatemala y El Salvador.

El tema de la caravana es uno de los principales problemas que heredó el gobierno de Enrique Peña Nieto a Andrés Manuel López Obrador. Desde antes de tomar posesión hubo varias reuniones presenciales del secretario de Estado, Mike Pompeo, y la secretaria de Seguridad Interna, Krisjten Nielsen, aquí y allá.

Ante la falta de información se especuló que se estaba planchando un acuerdo migratorio para la caravana de centroamericanos. El 18 de octubre en Washington hubo una reunión llamada de “prosperidad y Seguridad en Centroamérica” patrocinada por México con los presidentes de Guatemala, Honduras y el vicepresidente de El Salvador. Se habló de llevar bienestar y progreso a la región para evitar más éxodo de migrantes.

Este martes el canciller Marcelo Ebrard anunció un acuerdo de inversión junto con los Estados Unidos para Centroamérica a cinco años con una inversión de 25 mil millones de dólares por México y 4.8 mil millones de dólares de EEUU.

Aunque el gobierno de México negó convertirse en un tercer país seguro para los refugiados centroamericanos, Donald Trump como es su costumbre tuiteó y habló de la política de “Permanecer en México”. El diario Washington Post entrevistó a Olga Sánchez Cordero, la secretaria de Gobernación que dijo que se había aceptado la política de “Permanecer en México” para luego negarlo.

A pesar de las negativas del gobierno de AMLO de convertirnos en oficina migratoria de los Estados Unidos, hoy el gobierno estadounidense comunicó al de México que tiene la intención de implementar su ley migratoria que le permite devolver a extranjeros no mexicanos a nuestro territorio para que aguarden aquí su trámite migratorio. Luego de negarlo, finalmente la cancillería de México aceptó que admitirá por razones humanitarias y de forma temporal, el ingreso de extranjeros a nuestro territorio.

En Resumidas Cuentas, México volvió a ceder ante las presiones de Donald Trump, por razones humanitarias o no, somos ya la ventanilla de trámite de los Estados Unidos.

Redamf21.com