hit
counter
COLUMNAS: En Resumidas Cuentas
Arturo Corona
Arturo Corona
Curioso por naturaleza, incrédulo por experiencia
enero 7, 2019

Regreso a clases

Este primer lunes hábil del año nuevo regresaron ya todos los alumnos en edad escolar de México y con ello los capitalinos volvemos a lo que podríamos llamar normalidad: congestionamientos de tránsito, mala calidad del aire, desabasto de gasolinas en varias entidades, aumento de precios como el que me reportan de la manzana a 70 pesos el kilo, la canela está peor hasta 600 pesos el kilo.

Los políticos le tienen miedo a la palabra “aumentos” y mejor dicen “ajustes” de acuerdo a la inflación de 5.2 por ciento a las tarifas de servicios, impuestos y derechos que ofrece el gobierno de la Ciudad de México: subieron licencias de conducir, actas de matrimonio, y la cuota que cobran los parquímetros que sube de 2.34 pesos los 15 minutos a 2.46 pesos; así como el retiro de la araña que aumentó a 249 pesos de casi 237.

Hay una novedad, si su auto está emplacado en el Distrito Federal no se le colocará el candado o araña, sólo a las placas de otros estados. Hay que aclarar que hasta este momento las multas no han sido ajustadas, las fotomultas ya no serán como antes, serán ajustadas y no serán punitivas según ha dicho la jefa de Gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum.

El tema de los parquímetros es algo a lo que gobierno capitalino no le ha querido entrar, es una concesión a empresas privadas que operan los aparatos, contratan a los que los aplican y los retiran, quedándose con la mayor parte de los recaudado, una parte va al gobierno capitalino y el 30 por ciento va a los vecinos para mejoras de las colonias, pero hay mucha inconformidad porque lo recaudado no se aplica.

Se culpa a la burocracia y según la autoridad, a que los vecinos simplemente no se ponen de acuerdo sobre las obras en que se debe aplicar el dinero. La culpa es de los vecinos y ellos culpan a las autoridades de no liberar el recurso que no es poco. Este año pasado correspondían 89 millones de pesos y el acumulado del 2012 al año pasado se calcula, más de 324 millones de pesos que siguen sin gastarse y mientras tanto la tarifa aumentó a 2.46 pesos los 15 minutos.

La falta de organización de algunas colonias es lo que ha frenado el que se mejoren banquetas, alumbrado, mobiliario urbano, pero esa no puede ser la excusa para que el dinero siga guardado en el mejor de los casos.

Redamf21.com