hit
counter
NOTICIAS
  • 5.6K
    Shares
Pérdida de audición oculta no es curable
26 noviembre, 2018

De unos años a la fecha se ha detectado una afección auditiva denominada “Pérdida de la audición oculta”, la cual no tiene cura, afirmó Alfredo Vega Alarcón, especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Está asociada al uso continuo de audífonos y a la exposición del ruido extremo, por lo que se recomienda no usar audífonos por más de una hora y no excederse en los rangos de volumen recomendados, que es de 85 decibeles.

Esta enfermedad no es detectable en audiometrías, y quienes la padecen refieren que, al interactuar con una persona son capaces de escuchar su entorno, pero no a su interlocutor que se encuentra a menos de un metro de distancia.

Vega Alarcón explicó que la pérdida de la audición se da por factores asociados a la edad, por afectaciones en el desarrollo de la persona, pero también por factores genéticos que predisponen al individuo a padecerla.

Precisó que para estos casos existen aparatos auxiliares, que si bien las personas logran desarrollar actividades sociales, no llegan a igualar la audición natural, y en el caso de la música percibirán un sonido de interferencia.

En la actualidad por el uso de nuevas tecnologías, principalmente para el entretenimiento, los jóvenes han desarrollado el hábito de utilizar audífonos la mayor parte del tiempo para escuchar música a un volumen no recomendado, y esta exposición continua también afecta a las células encargadas de llevar la información sonora al cerebro.

Alfredo Vega también alertó sobre el uso de medicamentos considerados ototóxicos, entre ellos la Amikacina y la Gentamicina, antibióticos de amplio uso en nuestro país, los cuales están directamente relacionados en casos de pérdida de audición y equilibrio.

Recomendó a quien comience a percibir un zumbido constante, ruidos inexistentes o deje de escuchar a la persona con quien platica, pero percibe el sonido ambiente con cierta nitidez, acudir con los especialistas en este tema, los otorrinolaringólogos y los audiólogos.

Redacción Formato 21

Foto: gaceta.unam.mx